Estás viendo

Una entrada del Blog de María Jesús Martínez

El tiempo de sueño del niño

El sueño es muy importante en la vida del niño. La calidad del sueño afecta no solo al niño, sino a toda la familia. Por eso os voy a hablar de los tiempos de sueño necesarios para los niños.

¿Cuánto debe dormir un bebé?

Cuando el bebé nace no tiene desarrollado el reloj interno; entre el día y la noche suelen dormir de 16 a 20 horas. Este sueño es interrumpido en las primeras semanas cada 2 o 3 horas para las tomas de la leche.

A partir del tercer mes los bebés ya suelen dormir períodos más largos. Por las noches suelen dormir de 6 a 8 horas por la noche y por el día pueden llegar a dormir hasta 5 horas seguidas.

A los cuatro meses  muchos bebés son cambiados para su propia habitación. En esta edad es muy importante que los niños aprendan a dormir por sí solos y que distingan entre el día y la noche, pues por la noche el sueño será más prolongado. Esto lo aprenderán gracias a las rutinas y horarios.

A los seis meses  el bebé dormirá siestas de 3 horas y por la noche dormirá 11 horas aproximadamente. En esta etapa, ya deben dormir por sí solos. Cuando están enfermos necesitarán más atención y cariño, por lo que es normal que los padres les cojan en brazos y les mimen más, porque eso les hará sentirse mejor.Sin embargo, es conveniente que esta actitud no se alargue para que el bebé no coja el hábito.

Cuando el bebé se despierta muchas veces durante una noche, puede que se sienta molesto por algo. Lo atenderemos y nos aseguraremos de que todo está bien, es decir, que no tiene el pañal sucio o que no tiene calor o frío. Es aconsejable darle el chupete, acariciarle suavemente en su espalda o en la barriga, y punto. Cuánto más se acerca su primer cumpleaños, el bebé irá durmiendo paulatinamente un poco más por las noches.
Con un año los bebés suelen echar siestas más cortas, de una o dos horas, por lo que aumentará su sueño durante la noche, en una media de 10 a 13 horas. Es muy importante mantener una rutina de actividades antes del sueño: el baño, la cena, el cuento, la música (relajante) y ¡a dormir! Es un ritual que ayudará mucho a que los pequeños entiendan que el acto de dormir es una actividad y una necesidad más.

A los dos años, el niño ya podrá elegir el pijama que quiere usar, el peluche o el juguete con el que quiere dormir y el cuento que quiere que le cuente. Eso le hará partícipe de la rutina del sueño.

A los tres años, los niños suelen dormir una siesta de una horita, y por la noche necesitan de 10 a 12 horas de sueño para sentirse descansados.

A partir de los cuatro años, muchos ya dejan de dormir la siesta. Depende mucho del carácter y de las necesidades de cada niño.

 

 

 

 

Dejar una Respuesta

Estrenamos centro Mago Diapasón en Vigo BAMBERA, MÚSICA Y APRENDIZAJES ACTIVOS
Ven a conocernos a Travesía Marqués de Alcedo 8, en la zona Plaza Elíptica